Y… ¿Qué hacemos con el radiador?

Cuando tenemos o compramos un piso nuevo nos hace mucha ilusión decorarlo (¡por fin!) a nuestro gusto. Elegir los muebles que más se adecuan a nuestras necesidades, con más espacio con menos, los colores, que combinen bien con la pintura elegida y que, ante todo, nos aporten ese toque de frescura y luminosidad que tanto nos gusta.

Nos pasamos horas y horas mirando tiendas, buscando el mueble perfecto. Hacemos presupuestos, sumamos de aquí quitamos de allá, nos preguntamos qué pasa si cambiamos esté mueble por el otro, como quedará… porque a fin de cuentas el piso es nuestro y como tal hemos de buscar que cada cosa que compramos para el mismo se adecúe a nuestro presupuesto y a nuestros gustos.

Por tanto, elegir todos los muebles para nuecestro piso supone una inversión, no sólo económica sino también de tiempo. Generalmente pintamos las paredes del color que más nos gusta y elegimos los muebles en base a ese color o estilo, pero ¿qué pasa con ese artilugio blanco tan grande llamado radiador? Que ocupa un espacio que generalmente no podemos aprovechar. La solución a este problema: comprar un cubre radiador.

Cuando hablamos de cubre-radiadores, seguramente, se nos viene a la cabeza la imagen de aquellos antiguos con rejilla que había en casa de nuestras abuelas, si esos que eran horrorosos, que los mirabas y pensabas ¡yo eso no lo quiero ni loca! Dejadme deciros que los cubre-radiadores se han modernizado y pueden ser una buena opción para decorar el radiador de nuestro pasillo o salón y que, de esta forma, ganaremos un espacio para decorar a nuestro gusto.

imagen-2

Podemos optar por unos cubreradiadores cuando tenemos problemas de almacenamiento ya que este puede funcionar de mueble auxiliar en el que poder poner todo tipo de figuras decorativas, jarrones o incluso fotos. Asimismo, ganará mucho la estética de la habitación si los radiadores están desgastados y como son de madera puedes combinarlos perfectamente con los muebles que tengas en esa estancia. Además, dan la seguridad, si tienes niños/as pequeños, de que no se van a quemar cuando el radiador coja grandes temperaturas para mantener nuestra casa caliente en las épocas más frias.

En Top Kit podemos encontrar un amplio catálogo de cubreradiadores. Tienen diferentes medidas para todo tipo de radiadores y están fabricados con tableros aglomerados de alta densidad y melanina resistente al rayado por lo que tendremos un mueble de calidad con una larga duración. Asimismo, la madera utilizada para la fabricación de estos muebles proviene de bosques sostenibles.

Los precios son más que económicos por lo que no solo se ajusta a nuestras necesidades sino también a nuestra economía. Por tanto, tienes que visitar Top Kit.

Sara Vigil Iglesias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *